¿Por qué me da igual el año 2021?

Estos son los días en los que la mayoría de personas hacen los propósitos para el año nuevo que está a la vuelta de la esquina. Saldremos de este 2020 de película de ciencia ficción, de calles vacías, de super héroes en los hospitales y con un villano protagonista llamado Covid, y nos meteremos en un año nuevo que promete una vacuna milagrosa que salvará a la humanidad…

¿Pero sabes qué? Me da igual el 2020 que el 2021, que sea lunes, que martes o viernes! Aunque el año nuevo siempre es un buen momento para repensar la vida y comenzar con perspectivas nuevas y frescas, la mayoría de las personas siguen poniendo excusas diciendo que comenzarán a hacer esto o aquello a partir del nuevo año. ¡Ah! ¿Qué ya lo has dicho? Pues deja de procrastinar, deja de justificar tus excusas y de seguir haciendo cosas que realmente quieres cambiar.

Tu momento para frenar los hábitos destructivos y construir nuevos hábitos es ahora.

Desde hace años sólo miro para atrás para hacer una valoración de cómo ha ido el año, pero no te mentiré, mis pensamientos, mis emociones y mis acciones se ciñen al momento del ahora.

Me desperté vivo esta mañana y no hay garantía de que vaya a estar aquí mañana a la misma hora. Entonces, ¿por qué esperar por las cosas? ¿Por qué esperar a que llegue el año nuevo para que cambie las cosas que quiero cambiar en mi vida? ¿Por qué debería posponer lo que quiero hacer o poner excusas? Yo no quiero jugar a eso. Nos vemos atrapados en nuestras actividades diarias y el tiempo pasa muy rápido. Pronto nos despertamos un día y nos damos cuenta de que nos estamos volviendo frágiles y viejos.

Imagina que todos tuviéramos un contador de tiempo y al levantarnos cada día nos dijera el número de días que nos quedan por vivir.

Viviríamos con mucha más urgencia. Nos despertaríamos por la mañana con los objetivos de cada día y aprovecharíamos cada minuto del día. Netflix no valdría tanto, y los políticos probablemente harían algo útil para la sociedad.

Desafortunadamente, este contador de tiempo no existe. No tienes garantizado nada en esta vida. Debes aprovechar el tiempo del que dispones en este momento. Debes vivir todos los días como si fuera el último. Debes hacer las cosas que planeas hacer AHORA, no mañana, no en el próximo año.

Si estás esperando que el año nuevo arregle tu vida para hacer las cosas que siempre sueñas con hacer, eso simplemente significa que no lo quieres tanto. Si solo tuvieras 6 meses de vida, ¿mantendrías tu vida exactamente como es? ¿Qué te hace pensar que los próximos 6 meses están garantizados? Cuando tienes una sensación de urgencia, tu perspectiva cambia. Es un gran error pensar que el tiempo es infinito.

Ahora es el momento de empezar. Si realmente quieres perder peso, ahora es el momento de empezar a ir al gimnasio, si quieres lanzar el proyecto que llevas tiempo pensando, ahora es el momento de comenzar, si quieres mejorar las relaciones con esas personas a las que quieres, ¡ahora es el momento!

Existen numerosos estudios que demuestran como la mayoría de las personas dejan de cumplir sus propósitos de comienzo del año a las 2-3 semanas… Sin embargo no se dan cuenta que el problema no es la constancia, sino la acción.

La verdadera solución es cultivar la autodisciplina ahora.

Imagina que quieres estar más fuerte el próximo año… y te propones hacer 50 flexiones diarias. ¿Por qué no comienzas ya? Comienza ahora haciendo 10 flexiones al día y cuando comience el 2021 tu cuerpo estará listo para llegar a las 50.

Es difícil comenzar nuevos hábitos, especialmente si tienes arraigadas creencias limitantes. El cambio es difícil. Nuestras mentes se enfrentan a demasiadas barreras al cambio. La mejor manera de adquirir nuevos hábitos es comenzar gradualmente. Entonces, en lugar de esperar a que llegue el año nuevo para comenzar una «nueva vida», comienza ahora.

No esperes, ni siquiera tienes la garantía de llegar al 2021.

¡Que tengas un provechoso día!